Calidad de vida, Gestiona tu carrera

¿Qué hacer si no te gusta tu nuevo trabajo?

¿Qué hacer si no te gusta tu nuevo trabajo?

El comienzo en un nuevo trabajo siempre es una experiencia que revoluciona tus sentidos. Las expectativas son altas, estás listo para un nuevo momento en tu carrera y ansioso por descubrir cuál será el resultado. Sin embargo, las cosas no siempre salen como lo planificaste.

Durante los primeros días o meses de un nuevo trabajo, todo parece ir de maravilla, pero poco a poco, quizás te des cuenta que el nuevo empleo no sea lo que pensaste. Tal vez el modelo de negocio no te agrade, las personas no sean tan amigables o simplemente no te adaptaste bien a la nueva rutina. Quizás quieras renunciar, ¿pero cómo se vería afectada tu reputación en el mercado laboral, o tus posibilidades de ser contratado exitosamente en otra empresa?

Si este es tu caso, tenemos algunos consejos útiles. Sigue leyendo:

1- Piénsalo bien

Es cierto que tarde o temprano nos encontremos con problemas y frustraciones en todo lugar, incluso en el trabajo. Ser feliz en el trabajo no significa encontrar la empresa perfecta sino la que sea ideal para cada quien. Por esto, antes de tomar cualquier decisión es importante considerar las variables más diversas, evaluar riesgos y solo después de un análisis cuidadoso, llegar a una conclusión.

¿Cómo encontrar tu trabajo ideal?

2- Sé transparente

Si decidiste dejar este nuevo ambiente de trabajo y tienes la oportunidad de una entrevista de cierre, aprovéchalo para dar retroalimentación. Encuentra la manera de comunicar a tu jefe o a RRHH que tu función fue presentada de distinta manera en el proceso de selección, o que dejas la empresa por un estilo de liderazgo que no va contigo.

transparente y recuerda compartir el motivo de tu renuncia de manera totalmente profesional, con claridad para que la empresa pueda revisar sus procesos si fuera el caso.  

9 señales de que no tienes calidad de vida

3- Explora tus opciones

Dependiendo de tu situación, regresar a tu antigua empresa puede ser una opción. Si este es tu caso, habla de manera transparente sobre por qué optaste por otra oportunidad y tal vez puedan ser implementados algunos cambios para ayudarte a sentirte más satisfecho en caso de que te reintegres.

4- Aprende de tus errores

En general, tomar una decisión es más difícil que quedarte en un trabajo que no te gusta. Aún así, este tipo de situaciones te ayudan a reflexionar sobre dónde te equivocaste para saber que hacer diferente la próxima vez. Las entrevistas de trabajo son una oportunidad para que el candidato haga preguntas sobre la empresa y debe ser bien aprovechada.

¿Cómo encontrar calidad de vida en el trabajo?

5- Mantente atento

Como parte del proceso de prepararte para una entrevista de empleo, busca conocidos en redes sociales para ver si conoces a algún empleado o ex-empleado. De ser posible, agenda una conversación con ellos para darte una idea de la cultura de trabajo y cómo sería trabajar ahí. Tu red de contactos es una fuente valiosa de información. Además, en nuestro sitio, vas a descubrir opiniones de empleados, entrevistas y sueldos de más de 27 mil empresas, lo que te va a ayudar a tomar una decisión asertiva y a encontrar la empresa que te haga despertarte feliz todos los lunes, todas las semanas.

Este artículo fue inspirado en  What to Do If You Hate Your New Job, de Glassdoor, grupo del cual Love Mondays es parte.