Comunicación, Crece profesionalmente, Gestión de personas, Liderazgo

Aprende a ser un mejor líder este 2019

En un mercado de trabajo cada vez más dinámico, es esencial dejar de ser un jefe para volverse un buen líder. Los buenos lideres inspiran confianza y naturalmente motivan más a los miembros de su equipo, pero ¿cuáles son los pasos a seguir para garantizar un liderazgo de calidad? Aquí están algunos consejos para convertirte en un mejor líder.

1. Comunícate claramente

Un mensaje claro depende del esfuerzo de la empresa como un todo, pero es función del líder garantizar que las decisiones, metas y procesos sean comunicados de forma directa y clara. Dale la debida atención a la forma en la que transmites la información y garantiza que tus expectativas estén siempre alineadas con las de tu equipo.

2. Aprende a escuchar

Aunque seas bueno transmitiendo mensajes, la comunicación no es un canal de un solo sentido, también necesitas escuchar. Observa las señales y los comportamientos y reserva un tiempo para conversaciones individuales y en equipo. Como buen oyente, vas a entender los desafíos y motivaciones de cada miembro y qué tipo de apoyo necesitan.

3. Aprende a delegar

Con el tiempo limitado y las diversas responsabilidades, tu rutina puede volverse demasiado complicada. Es necesario aceptar que, para ser productivo, tendrás que delegar tareas. Escoge a las personas de confianza de tu equipo para realizar tareas que acostumbras hacer y con eso permitirás que ellos crezcan mientras ganas tiempo para enfocarte en asuntos más importantes.

4. Ponte a trabajar

Aunque delegar trabajo sea un proceso necesario, no te acostumbres demasiado. Un buen líder no debe dar solo ordenes y esperar que los otros hagan todo el trabajo. Enfrentar las diferentes actividades aleja cualquier idea de superioridad y también demuestra que estás dispuesto a entender los procesos y dificultades que tu equipo enfrenta diariamente.

5. Mantén la calma bajo presión

Los momentos estresantes son parte de la rutina de cualquier empresa, pero lo más importante es la postura que adoptas en esos momentos. Mantener la calma y un ambiente agradable en la oficina, aun en situaciones tensas, son puntos importantes que permitirán tomar mejores decisiones. Recuerda que tu comportamiento es un ejemplo a seguir y un factor decisivo para el éxito de tu equipo.

6. Acepta tus errores

La arrogancia y el liderazgo son palabras que no deben ir juntas. No titubees al momento de reconocer la culpa cuando sea necesario, usa tus errores como una forma de aprendizaje. Muchos a tu al rededor se sentirán más cómodos para arriesgarse y traer nuevas ideas después de saber que manejas los errores de forma madura y responsable.

Ser un buen líder no es algo que pasa de la noche a la mañana, pero tampoco es imposible. Aprovecha los consejos y conviértete en un mejor líder este año.