Comunicación, Construye buenas relaciones, Crece profesionalmente, Gestión de personas, Liderazgo, Relaciones laborales, Trabajo en equipo

¿Cuales son las principales características de un líder moderno?

Hablando del mercado laboral, muchas cosas han cambiado en los últimos años. Y en cuanto al liderazgo, ¿que ha sucedido? En seguida encontrarás algunas de las características más cotizadas en el perfil del nuevo líder.

¿Te identificas con estas cualidades?

– Empatía

Antes de cualquier cosa, un líder se tiene que identificar con su equipo. No hay nada mejor que la empatía para hacer que esta conexión funcione. Poderte colocar en el lugar de tus subordinados te permitirá ser el líder más humano – y ser visto como tal – sean cuales sean las metas. Visto así, la empatía es la clave para la reciprocidad.

– Saber trabajar con distintos perfiles

Está claro que todos tenemos un perfil de colaborador con el que nos entendemos y trabajamos mejor. Ahora, imagina cómo sería trabajar con un grupo tan reducido de personas… ahí está. No existe. Es por eso que un líder debe entender las características personales de cada integrante. Esta aptitud para trabajar con distintos perfiles le brindará mayores posibilidades de éxito al desarrollo de tu equipo.

– Saber dar retroalimentación, y principalmente, recibirla

La retroalimentación es un elemento vital en cualquier ambiente de trabajo. Saber sintetizar los puntos a mejorar sin causar ningún tipo de vergüenza es un verdadero desafío. De la misma manera, un líder debe ser receptivo a las sugerencias de su equipo. En el liderazgo, los cambios siempre serán positivos.

– Reconocer méritos

¡Aquí va un punto importante! Reconocer los méritos de un subordinado abiertamente e inclusive de todo el equipo ayuda a mantener motivada a tu gente. También crea una dirección clara en la mente de tus colaboradores. Sabiendo que cada integrante tiene cualidades especificas, al reconocer sus méritos, podrán destacarse a su manera.

– Inteligencia emocional

La inteligencia emocional va más allá de controlar las emociones. Sobrevivir a una crisis interna requiere de fortaleza y conocimiento propio, ya sean problemas en una relación que nos traen de cabeza, o inclusive asuntos más complicados.

– Saber pedir ayuda

Un líder tiene que ser lo suficientemente seguro en si mismo para levantar la mano y pedir ayuda, así como estar siempre abierto a contestar preguntas e impartir nuevos conocimientos. Un clima colaborativo es lo que crea un espíritu de equipo.

– Ser una persona accesible

Responder a correos electrónicos, mensajes de WattsApp y dejar tiempo disponible para rebotar ideas … ¿no es bueno trabajar con alguien así de accesible?

– Ser líder con el ejemplo

Tus habilidades de liderazgo estarán ligadas a la capacidad de inspirar a las personas y ganar su respeto dando un ejemplo de buen liderazgo. ¡Hay que pensar en eso!