Calidad de vida

Cómo descansar realmente después del trabajo

Cómo descansar realmente después del trabajo

Grupos de WhatsApp, notificaciones de nuevos correos electrónicos, mensajes fuera del horario laboral. Para muchas personas, parar de pensar en las tareas pendientes puede ser un reto. Muchas veces, una jornada de 8 horas diarias puede exceder los límites y ocupar espacios que deberías dedicar a ti mismo, a tu familia y amigos, o a otras actividades de ocio. 

Si eres el tipo de persona que siente que no existe descanso entre un día de trabajo y otro, debes saber que existen actitudes que pueden hacer que ese intervalo sea más provechoso para tu salud física y mental. 

Pero primero, ¿qué significa realmente descansar?

El descanso es aquel momento en que bajas el ritmo y relajas tu cuerpo y tu mente. Es el espacio de tiempo necesario en la rutina para que haya equilibrio entre tu vida personal y tu vida profesional. 

Este momento de calma es más que apenas dormir, pues no tendrás la sensación de descanso si continúas pensando en el trabajo todo el tiempo. Mantener una rutina estresante en la que no logras desconectarte de tus compromisos profesionales puede ser extenuante y poner en riesgo tu desempeño y tu salud. 

Cómo descansar después del trabajo

Separamos algunas sugerencias de lo que puedes hacer para disminuir el ritmo del trabajo y descansar al final del día. Recuerda que estos consejos sirven para mejorar tu salud mental y física, y contribuyen directamente a mejorar tu productividad en la oficina. Conócelas:

1. Olvida el grupo de WhatsApp del trabajo

A menos que haya una emergencia, te indicamos que dejes de seguir grupos de WhatsApp del trabajo durante tu tiempo de descanso. Déjales eso claro a las personas que trabajan contigo y explícales por qué canales pueden contactarte fuera del horario laboral. Lo mismo vale para el correo electrónico. Resiste a la tentación de revisar – y responder– los mensajes durante tu tiempo de descanso.

2. Deja de pensar en los problemas del trabajo

Los problemas del trabajo siempre van a existir, pero no debes dejar que eso afecte otras áreas de tu vida. Llevar el estrés de la oficina a otros ambientes, como tu casa, puede afectar negativamente tus relaciones. 

Además, no es saludable quedarse con esos problemas rondando tu mente. En un escenario ideal, debes dejar las cuestiones del trabajo de lado al aprovechar el aquí y ahora con personas especiales o haciendo cosas que te gusten.

3. Distrae tu mente con otros temas

Aquí tienen mucha importancia los pasatiempos y otras actividades dentro de tu rutina. Tu mente no puede preocuparse con trabajo todo el tiempo, y es necesario ocupar ese espacio con tareas que te gusten o con entretenimiento. 

Si no tienes un pasatiempo en mente, intenta ver una película cuando te sientas sobrecargado, aliviando las tensiones mientras ocupas tu mente con una trama completamente diferente de tu rutina, o practica algún deporte. Está comprobado que los movimientos musculares ayudan a aliviar la tensión generada por el estrés.


¿Quieres tener la libertad de trabajar a tu manera? Comparte una evaluación y ecuentra empresas con la cultura ideal para ti.