Consigue el empleo, Prepara la entrevista

Entrevista de pasantía: cómo prepararse para garantizar el empleo

Entrevista de pasantía: cómo prepararse para garantizar el empleo

Los primeros semestres de universidad están llenos de nuevos descubrimientos y son el inicio de la búsqueda de una primera oportunidad laboral. Mucha gente, sin embargo, no sabe cómo comportarse en una entrevista de pasantía, disminuyendo así las probabilidades de garantizar un empleo. 

Es objetivo de cualquier estudiante empezar su carrera con el pie derecho, buscando un empleo en una empresa de prestigio en su área, posibilitando así el desarrollo técnico y la inclusión de un nombre poderoso en el currículum. La pasantía soñada no está tan lejos de la realidad y Glassdoor puede ayudarte a conquistarla. 

Conoce cómo prepararte para una entrevista de pasantía, cómo comportarte en una conversación con el reclutador y la mejor manera de proceder durante el proceso de selección: 

Conociendo los estilos de pasantía

Antes de profundizar en nuestra guía, es necesario que comprendas las oportunidades disponibles para hacer pasantías. 

Existen diferentes ofertas de pasantía en el mercado, siendo algunas de ellas parte de programas estructurados, con esquemas de job rotation, mentorías y desarrollo de proyectos reales. Otras oportunidades son menos complejas y más enfocadas en un área específica, donde trabajas integralmente con un equipo durante toda tu jornada. 

Mientras el primer estilo de pasantía te dará una visión más general de la empresa y sus áreas de trabajo, el segundo tipo posibilitará una experiencia más profunda, agregando habilidades específicas a tu caja de herramientas. 

Conociendo la empresa

Buscando información sobre la empresa

El primer paso para prepararse para una entrevista de pasantía es conocer la empresa. Así garantizas que no te pondrás en ninguna situación incómoda cuando te pregunten por qué quieres trabajar en ella, qué fue lo que más te llamó la atención de la empresas y otras preguntas similares que suelen aparecer durante las entrevistas. 

Además de garantizar que tendrás las respuestas en la punta de la lengua, también podrás adaptar tu discurso específicamente para la empresa. Por ejemplo, si descubriste que a la empresa le importa la diversidad en su cuadro de empleados y este es un valor importante para ti, ¿por qué no dejarle eso muy claro al reclutador?

Puedes navegar en el sitio web de Glassdoor para descubrir información sobre cómo es trabajar en empresas en todo el mundo. Nuestra plataforma reúne evaluaciones de empleados y exempleados que te cuentan cómo es el ambiente de trabajo, revelan sus rangos de sueldos y comentan sobre las prestaciones. Haz clic aquí para leer nuestra guía sobre cómo usar Glassdoor.

Descubriendo preguntas que pueden hacerte

Además de la información sobre cómo es trabajar en las empresas, Glassdoor tiene un área específica que reúne relatos sobre procesos de selección. Así puedes prepararte y llegar con las respuestas listas. 

De esta manera es posible tener claridad sobre cómo funcionará el proceso de selección y también cuáles preguntas pueden ser hechas por el reclutador durante la entrevista. Así, logras prepararte para llegar con las preguntas preparadas. 

Para saber qué puede suceder durante la fase de entrevistas, basta entrar en la página de perfil de una empresa y hacer clic en la pestaña “Entrevistas”. Allí encontrarás preguntas hechas por los reclutadores, la evaluación del nivel de dificultad y más información relevante sobre el proceso de selección. 

Escogiendo la vestimenta

Escoger la ropa adecuada para ir a la entrevista es un paso fundamental. Para evitar que aparezcas con un traje completo en una empresa en que predominan las bermudas y los tenis, basta que pongas atención a algunos puntos durante tu investigación. 

Además de las fotos publicadas en Glassdoor, algunas empresas producen contenido sobre el ambiente laboral para sus redes sociales, de manera que esa es una buena fuente de consulta sobre vestimenta. Otro consejo es ver las publicaciones hechas en redes sociales en la ubicación de las oficinas de la empresa. 

Aprendiendo buenas prácticas

Cómo comportarse en la entrevista

Quien nunca pasó por una entrevista de empleo normalmente se pregunta cómo comportarse. ¿Debo ser más extrovertido o presentar un perfil más modesto? ¿Qué hago si me pongo nervioso? ¿Cómo debo responder las preguntas del reclutador demostrando confianza?

Todas esas respuestas vienen naturalmente conforme adquieres experiencia en procesos de selección. Sin embargo, existen buenas prácticas que deben ser seguidas independientemente del momento en el que estés en tu carrera. 

Una comunicación fluida, por ejemplo, es uno de los puntos principales para que puedas demostrar que eres un buen candidato y garantizar la pasantía que tanto deseas. Observa tu comportamiento para que esté en sintonía con los entrevistadores, sin dejar de lado las características de tu personalidad. 

Demostrar autoconocimiento y confianza en tu potencial es otra clave para el éxito en la entrevista. Puede ser que no tengas mucho que contar sobre tus conquistas profesionales, pero puedes hablar sobre tu cotidiano universitario y otros eventos de tu vida que pueden servir como ejemplo de tus habilidades principales. 

Intenta mantener la conversación interesante, así que responde a las preguntas en profundidad y siéntete libre para preguntar sobre lo que no te quedó claro. 

Ideas sobre qué preguntarle al reclutador

La conversación con el reclutador no debe ser unilateral, así que es tu responsabilidad alimentar el diálogo con preguntas interesantes sobre la empresa. 

Tus preguntas le mostrarán al reclutador que tienes interés en la oportunidad, además de características de proactividad al momento de buscar información que te es relevante, que es un rasgo muy importante en los candidatos a pasantías. 

Puedes preguntar sobre detalles del programa de pasantías, cómo es el equipo de trabajo, cuáles son las métricas principales que serán seguidas, como es el día a día en la oficina y otras cosas al respecto de la cultura laboral.