featured, Productividad

Consejos para trabajar desde casa con niños durante el coronavirus

GettyImages 1065440006 1024x450

Ser padre o madre trabajadora requiere la máxima atención en múltiples frentes. Si eso es ya un desafío logístico y emocional en sí, la situación se vuelve más compleja cuando hay una interacción en esos frentes, como ocurre en la actualidad.

Al igual que muchos padres y madres que trabajan, es probable que te estés preguntando cómo podría afectar a tu rutina si tienes que trabajar desde casa debido a la situación actual del coronavirus y COVID-19. Sobre todo, teniendo en cuenta que más de 300 millones de niños en todo el mundo han tenido que dejar de ir a la escuela debido a la amenaza que supone el virus. Ante esto, muchos empleados de muchas organizaciones y empresas están trabajando en remoto, como Glassdoor. Si bien esta solución es útil, también puede complicar el trabajo de los padres, especialmente cuando los hijos están en casa todo el día.

Esto puede ponernos a todos en una situación en la que esas esferas que tratamos de mantener separadas (lo laboral y lo personal) se mezclan en una rutina . Y puede resultar abrumador, por ello, queremos ayudarte.

 

Sé transparente

Si el equipo directivo de tu empresa aún no ha convocado una reunión para hablar sobre la política de días libres debido a enfermedad y el pago asociado a estos, pregúntalo. Los empleados necesitan tener la oportunidad de revisar las políticas con la administración y los compañeros de Recursos Humanos y hacer preguntas. De esta manera, sabrán exactamente qué hacer en caso de enfermedad o cierre. Hacer planes y planificar la logística de las familias te ayudará a mantener la ansiedad bajo control.

El CDC (Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos) aconseja: “Las empresas deben tener políticas flexibles que permitan a los empleados estar en casa para cuidar a un familiar enfermo. Los empleadores deben tener en cuenta que es muy posible que más empleados necesiten cuidar a hijos u otros familiares enfermos.” Las recomendaciones del CDC no son leyes y cada empresa tiene sus propias políticas, pero referirse a las recomendaciones del gobierno para usarlas en una conversación con tu jefe puede ser muy útil. Igualmente, compartir los avisos o recomendaciones que hayas recibido del colegio de tus hijos con tu empresa puede ser útil para mostrar que tu disponibilidad para trabajar se ha visto afectada.

El brote de coronavirus ha dado lugar a algunos factores de riesgo. Algunos factores están fuera de nuestro control, pero hay algunas cosas que sí podemos controlar.

 

No te sientas culpable    

Para muchos padres o madres que trabajan, pedir o sugerir a la empresa ciertos cambios puede resultar incómodo. Para muchos puede verse como pedir un tratamiento especial, pero, dadas las circunstancias, está claro que no es el caso. En cierto sentido, las habilidades que has desarrollado en tu papel de padre o madre son competencias que puedes aplicar en tu trabajo. Piensa habilidades como el liderazgo, la comunicación, el trabajo en equipo, la gestión de crisis o la resolución de problemas que perfeccionas y desarrollas en casa y que puedes llevar a la oficina. Los padres y madres que trabajan son empleados especialmente productivos, por lo que si tienes la necesidad de pedirle algo a tu empresa, no debes sentirte culpable. Además, no puedes permitirte el lujo de desviar tu energía innecesariamente de las dos grandes responsabilidades que ya tienes.

“Excepcional” es la palabra del día. Tu capacidad de dar el 100% en el trabajo se ha visto interrumpida, al igual que muchas cadenas de suministro se han interrumpido. Este efecto dominó es global; no solo está ocurriéndote a ti.

 

Consejos para ser productivo mientras trabajas desde casa

Ahora que muchos de nosotros estamos encerrados en nuestros hogares debido a la situación de la COVID-19, puede ser muy complicado trabajar con niños que no pueden salir ni ir al colegio. Hemos recopilado algunos consejos para hacerte la cuarentena más productiva:  

  • Adapta tus horarios. Por ejemplo, intenta adelantar trabajo temprano por la mañana, o tarde por la noche, cuando la situación en casa está más tranquila. La clave es terminar y entregar lo más importante primero y tratar de hacer un seguimiento de los correos electrónicos y mensajes durante el día cuando los niños están más activos y no puedes dedicar mucho tiempo a trabajar productivamente. Así serás mucho más productivo y cuidarás tu salud mental.
  • Sé honesto y transparente con tus limitaciones. Puede ser complicado sentirte seguro liderando una videollamada cuando tus hijos están a alrededor. Sé transparente e informa a tus compañeros de tu situación para que sepan que esta puede afectar a tu disponibilidad en el trabajo. Es mejor para tu paz mental y tu rendimiento conocer tus limitaciones y asimilarlas. Recuerda: son tiempos complicados y sin precedentes. Todos estamos lidiando con la misma situación.
  • Inventa iniciativas para mantener a los niños ocupados: leer 10 libros y ganar un premio. Pintar un mural. Cavar el mayor hoyo del mundo en el jardín de casa. Construir un fuerte con mantas. Cualquier cosa que mantenga a los niños ocupados, pero no te preocupes si tienen que pasar tiempo viendo películas o jugando a videojuegos. No te sientas mal si no puedes darle a tus hijos una experiencia educativa y enriquecedora.
  • Usa tus días de baja o licencia por enfermedad. Si tú o tus hijos caeis enfermos, usa tus días libres por enfermedad. No te excedas. Si estás trabajando en remoto y tus hijos están en casa, tienes dos trabajos. Si alguien de tu familia cae enfermo, eso se convierte ya en un tercer trabajo. Cuida de ti y tu familia. 

Tu bienestar es importante   

Ten paciencia contigo mismo. Sé dueño de tus limitaciones. Recuerda: el bienestar es el objetivo de esta cuarentena forzada. Entrega lo que puedas, y no te sientas culpable.