Construye buenas relaciones, Relaciones laborales

¿Cómo la inteligencia emocional te puede ayudar a ser un mejor profesional?

La habilidad de controlar tus propias emociones, lidiar con los miedos y conocer tus motivaciones es bien vista en las relaciones personales. Es probable que conozcas y admires a alguien que puede comprender lo que siente y traducir eso en acciones positivas.

Esa característica muchas veces es llamada inteligencia social o emocional, y puede ser definida como la capacidad de lidiar con tus propias emociones y las de aquellos a tu alrededor, ya sean positivas o negativas.

Una cualidad valiosa en el mercado

Cuando se trata de un ambiente profesional, esa cualidad es muy valorizada. Una persona así es capaz de reflexionar sobre sus sentimiento en cuanto al trabajo (frustraciones, estrés, felicidad) y sacar frutos de cada experiencia vivida, al transformar todo eso en acciones positivas.

Además de eso, quien tiene inteligencia emocional logra controlar y canalizar impulsos, entender racionalmente la causa y efecto de los hechos, ser más agradable y transmitir un “aura” positiva para los que están a su alrededor.

Desde el punto de vista de gestión, ese profesional será alguien equilibrado, preparado emocionalmente para asumir riesgos y avanzar en su carrera, mientras que el equipo lo percibirá como una pieza fundamental para la armonía en general.

El mejor tipo de profesional

Además de ser un buen colega de trabajo, ese tipo de persona logra lidiar mejor con los avances de su carrera, aunque sean lentos.

Las frustraciones son inevitables en el trabajo, por ejemplo, un proyecto que estaba a tu cargo puede terminar, tus expectativas para una promoción tal vez no se cumplan o el comportamiento de un colega puede desanimarte.

Una persona inteligente emocionalmente no deja que sus frustraciones crezcan lo suficiente para desviarlo de lo bueno que tiene: consigue extraer aprendizajes, perspectivas positivas y oportunidades para mejorar en cada situación, transformando lo negativo en algo positivo, algo esencial para el manejo de una carrera sólida.

Te puede interesar: 5 habilidades de los profesionistas del futuro

Desarrollar la inteligencia emocional

El camino para la inteligencia emocional envuelve un proceso de autoconocimiento y de percepción de cuidado de aquellos que están a su al rededor.

Puedes comenzar observando cómo te sientes en situaciones rutinarias, entendiendo lo que te afecta y la forma como te comportas con cada tipo de estimulo emocional. Eso hará que descubras aspectos de tu personalidad que nunca imaginaste tener, como ciertas barreras sentimentales.

Al entender tu campo emocional, serás capaz de conseguir otro aspecto importante de la inteligencia emocional: entender tu propia responsabilidad sobre tus sentimientos y cómo ellos afectan a las personas a tu al rededor.

Una sola persona puede transformar el ambiente de la oficina en algo estresante, simplemente por dejar que su mal humor afecte a la forma como trata a sus colegas, por ejemplo, dando respuestas groseras.

¡La buena noticia es que es posible desarrollar la inteligencia emocional y volverte una persona más fuerte y empática!

Te puede interesar: Los secretos que los reclutadores no cuentan (pero les gustaría hacerlo)