Sin Categoría

5 preguntas que definitivamente deberías hacerle a un reclutador

Una conversación unilateral: esa es la percepción que muchas personas tienen sobre una entrevista de trabajo. Para ellas, solo el reclutador tiene el derecho de preguntar, mientras que el candidato se limita a responder a los cuestionamientos sobre su perfil profesional.

Por eso, muchos profesionistas se sienten avergonzados de hacer preguntas durante la entrevista, inclusive cuando su duda sea fundamental para tomar una decisión de carrera. Pero la verdad es que muchos reclutadores esperan recibir preguntas y toman en cuenta la proactividad a la hora de evaluar quién es la persona ideal para ocupar el cargo.

Eso significa que si las respuestas correctas pueden ayudarte a conseguir un trabajo, tus preguntas también son tus aliadas en ese proceso: cuestionamientos interesantes que intenten revelar el día a día en una empresa servirán para que el reclutador sepa tu nivel de interés en la vacante. Además de eso, hacer las preguntas adecuadas te ayudará a conducir la conversación hacia una dirección que te favorezca.

Para ayudarte a destacar en un proceso de selección, separamos las 5 preguntas que definitivamente deberías hacerle a un reclutador.

1. ¿Cuál es la cultura empresarial?

Un profesional en sintonía con el ritmo, la cultura y las aspiraciones de una empresa tiene más oportunidades de ser feliz en el trabajo. Mostrar interés en esos puntos hará que tu perfil se destaque en el proceso de selección, la compatibilidad con la cultura de la empresa es una de las principales variables que analizan los reclutadores.

Usa la información que adquieras en esa respuesta para guiar el resto de la conversación, y mostrar que eres el candidato ideal para esa vacante.

2. ¿Cómo es un día normal en la oficina?

Esa es otra pregunta que te ayudará a ganar puntos mientras que te proporcionará mayor información sobre cómo es trabajar en la empresa. La respuesta te dará las herramientas para evaluar si ese ambiente va de acuerdo a tu perfil profesional o no. Puede ser que el reclutador te diga que el lugar es agitado, las personas hablan fuerte y los teléfonos no paran de sonar, cosas que no van con tus expectativas.

3. ¿Qué consejos me darías para adaptarme a este empleo?

La respuesta a esa pregunta puede revelar aspectos que no habían sido mencionados por el reclutador respecto a la dinámica de la empresa. Puedes sorprenderte con consejos en un tono más personal que te harán entender cuál es el tipo de persona ideal para esa vacante, permitiéndote venderte un mejor durante la conversación.

4. ¿Cuáles son los valores que detectas que combinan con los de la empresa?

Esa es una pregunta estratégica que te permitirá escuchar del reclutador la percepción que tuvo sobre tu perfil. Eso abrirá el espacio para que te posiciones sobre alguna mala impresión o refuerces lo que te da ventajas, teniendo en cuenta el ambiente y la cultura de la empresa. Usa la respuesta como una guía para destacar que eres el candidato ideal.

5. ¿Qué es lo que más te gusta de trabajar aquí?

Es muy común preguntarle a los candidatos sobre los motivos por los que quieren trabajar en esa empresa, pero es posible cambiar el juego y sorprender al reclutador al cuestionarlo sobre lo que a él le gusta de trabajar ahí.

Eso va a darte una respuesta más personal y podrás hacer que el reclutador muestre simpatía hacia ti, además de ser una gran fuente de información para abordar otros asuntos durante la conversación.